Invierno y Madrid

Hace mucho que no escribía aquí, de hecho, no escribía casi desde que me fuí, y ahora que he vuelto de volver, hoy, en esta noche fría, vuelvo a escribir.

Se oye a lo lejos el sonido del reloj del vecino, no comprendo como en estos minúsculos pisos en los que habitamos, puede haber alguien que aún conserve uno de esos relojes de pared o de pedestal, de los que marcan las horas, y también las dan, al principio me molestaba, ahora me parece ya entrañable; nos dice al resto del vecindario que hay alguien que no conocemos que se encarga de dar cuerda, y limpiar un reloj que nadie mira y que a pocos interesa.

Hoy escribo, movido por el impulso de desahogarme, nunca lo había hecho a través de este medio, y me voy quedando más tranquilo, aunque ni si quiera, haya expresado un solo sentimiento de desahogo, porque evidentemente, la historia del reloj de mi vecino, no es una historia de desahogo, palabra la cual cuesta hasta escribir.

No tengo trabajo, pero ni siquiera engloso la lista del paro, soy uno de esos jovenes, de casi treinta años, que en su vida, ha trabajado de muchas cosas, pero nunca ha cotizado, bueno si, dos semanas…te sientes identificado.

El problema no es quizás este, porque hasta el momento, y de momento, voy tirando, pero estoy empezando a ver el precipicio, desde que volví a Madrid, veo como poco a poco pero cada vez más deprisa me voy acercando al punto 0.

Sin trabajo, sin dinero, y sin esperanzas de encontrar algo que satisfaga medianamente las esperanzas de un chaval como yo, que estudio una carrera, pensando que como le decían sus padres, tenía el futuro asegurado estudiándola.

Pertenezco a la primera generación que no cree que podremos darle a nuestros hijos, lo que nuestros padres nos dieron, en todos los aspectos.

Quisiera no irme con una sensación extraña en el cuerpo, y no me voy a ir, aunque me autoengañe y muchos piensen que me equivoco, quiero seguir con una actitud positiva, soy el capitán de un barco y si me hundo me hundiré con él antes de abandonar, mañana seguiré buscando trabajo, mientras tanto, si alguien lee esto y quiere darme trabajo, estoy disponible y soy bueno, en lo que hago, muy bueno.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: